jueves, 13 de octubre de 2011

Glucemia

Esto de hacer caso a recomendaciones generales está bien, pero tarde o temprano habremos de comprobar nuestra respuesta personal. Para ver qué tal le ha ido a mi nivel de calcidiol en sangre con mi exposición solar cerca del mediodía solar durante este verano (más 5.000UI los días que no lo tomo), ya tengo cita para hoy a las 10:00. En cuanto a mi respuesta personal al consumo de carbohidratos... pues ya he empezado a medir.

El jueves pasado me llegó el medidor de nivel de glucosa en sangre (ebay), y entre la cena ese día, la comida del día siguiente y la del lunes... ya sólo me queda una tira reactiva (traía diez) para medir: ya he pedido más, ¡je, je!

Los resultados, dado que el chisme mide en mmol/l, de medir antes de comer y una y dos horas después de acabar son los que veis en la figura:
 
He dejado al gnuplot que rellene a su gusto (poniendo un punto ficticio, fuera de la gráfica, de vuelta al nivel de comienzo al cabo de cuatro horas) , o sea que no os fiéis más que de los puntos. El punto de partida, antes de la comida, lo he puesto en media hora antes de acabar la comida a ojo.

Extrañamente todas las veces tenía el nivel de glucemia en 4'8 mmol/l (86 mg/dl) antes de empezar a comer, aunque la primera fue una cena y las otras dos fueron comidas al mediodía.

¿Qué tres comidas son las que comprobé? Pues intenté que fuesen las que suponía que me subirían más el nivel de glucemia, aunque con una de ellas está claro que no acerté:
  •  Guisantes (dos platos soperos) con patata mediana, cocidos, con lata de mejillones, con algo de mantequilla y mucho aceite de oliva. De beber, agua.
  • Costilleta de ternera con patatas fritas (una patata mediana), ensalada de tomates cherry, trozo pequeño de pan de centeno (para rebañar el aceite de la ensalada), y dos onzas de chocolate negro de postre. En este caso regado con algo así como un vaso y pico de Valdepeñas.
  • Arroz (de unos 75 a 100g en seco) con tres huevos y salsa de tomate. Mismo postre y bebida que en el anterior menú.

Respecto a donde es conveniente que estén los resultados, pues parece convención más o menos avalada por estudios de a partir de qué nivel empiezan a producirse efectos nocivos, que a una hora de terminar de comer deberíamos estar por debajo de 140mg/dl (7'8mmol/l)  y a dos horas por debajo de 120mg/dl (6'7mmol/l). El Dr. Davis incluso comenta (sin referencias) que pueden empezar los efectos negativos a partir de 110mg/dl (6'1mmol/l). Ya puestos, yo intentaré comprobar si estoy por debajo de 120 (6'7) con los guisantes en cuanto me lleguen las tiras, midiendo cada 15 minutos: al menos la gráfica  saldrá más bonita ;-).

9 comentarios:

  1. Hola Serdna, te sigo y admiro desde q empecé a leer tus comentarios en el blog d David, y cuando ya empezaste con el tuyo propio ni te cuento mi alegría, aunque reconozco q echo de menos más entradas (en fondo sé q es una actitud egoista porque todos tenemos una vida de la q ocuparnos fuera de internet..)
    Mi pregunta no está relacionada con esta entrada sino con la d la vitamina C, en junio me extirparon un quiste pancreático d 17 cms (q gracias a Dios era benigno)q había envuelto por completo al bazo con lo q tb me lo tuvieron q extraer.., total, dd entonces he seguido un protocolo d vacunas entre ellas la d la gripe,(q nunca me había puesto ya q tengo 39 años)y querría q me dieses tu opinión sobre la conveniencia d suplementar con vitamina C para compensar el deficit d linfocitos y demás...
    Muchas gracias de antemano y sigue con ese humor tan acertado!

    ResponderEliminar
  2. Qué complicado eso, Serdna. Yo, un día que tenía que hacer la revisión médica del trabajo, me midieron la glucosa y había desayunado leche con chocolate + bizcocho (me he olvidado que era ese día el examen) y me ha salido 65 mg/dl, raro, no?

    ResponderEliminar
  3. @Roseva: ¡Gracias! Pues sí, no es que yo vaya a ser muy periódico poniendo entradas... por lo que os recomiendo que simplemente uséis un lector de noticias como el Reader de Google y os suscribáis tanto al blog como a sus comentarios —"Suscribirse a: Enviar comentarios (Atom)" que aparece al final de los comentarios—.

    Sobre la conveniencia o no de suplementar con vitamina C una vez extirpado el bazo, he encontrado algo de información lateral, aunque espero que útil en cuanto a la no toxicidad de tomar vitamina C en tu caso (como no tengo ni idea, que esto no es lo mío, parece lo primero de lo que hay que asegurarse), para el caso de extirpación para el tratamiento de la Púrpura Trombocitopénica Inmune (la confianza en la amputación de la medicina moderna me pone los pelos de punta); te paso los enlaces: foro con discusión de su efecto como tratamiento, página web indicando diversos tratamientos (habla de dosis de 2g/día), otra similar, caso personal de su uso antes y después de la extirpación y publicación de un caso en revista científica. En fin, una vez comprobado (hasta donde he podido y desde mi ignorancia) que no por no tener bazo tengas que tener un cuidado especial con la suplementación de vitamina C, yo procedería como cualquier otro: dosis de mantenimiento más saturación llegado el caso.

    @Dazed: ¡Ja, ja! Pues sí, no parece muy de fiar ese análisis... salvo que ya pasasen horas y estuvieses en pleno bajón post-mega-autochute-insulínico. En fin, no creo que con sólo medirnos el nivel de glucemia en ayunas sirva para tener una idea clara de si estamos potencialmente creando un estropicio o no.

    Ya me han llegado las tiras reactivas y las lancetas... o sea que vuelvo a la carga ;-).

    ResponderEliminar
  4. Ay!! Las lancetas que horror, con mi fobia a las agujas (si si ya se que no son agujas) me es imposible pensar en medir la glucosa, y eso que tengo una máquina en casa, pero no, la última medición que me hicieron di 150 estando en ayunas. Adivinas porqué¿?

    Tenía tremendo susto en el cuerpo que segregaba insulina, cortisol, tacos y maldiciones en modo experto... se me han puesto los pelos del cogote de punta, voy a darme un paseo!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Ana!

    Pues... me rindo... ¿el estrés sube la glucosa? (para que se note lo puesto que estoy en esto, ¡je, je!).

    Pues la verdad es que con estos trebellos modernos sólo se nota un pinchacito de nada... hasta que estás toda la tarde dale que dale, que ya me dolían las puntas de los dedos (en cuanto pueda, pongo una entrada —breve— con el resultado del experimento... adelanto conclusión: mejor será espaciar el empacho de guisantes, ¡ja, ja!). En fin, yo, que era de los de esconderse debajo de la cama cuando venía el practicante (de aquellas daba miedo toser... ¡que todo eran banderillas!), lo sobrellevo bastante bien, donaciones de sangre incluidas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Serdna, me podrias facilitar un enlace de donde comprastes el glucometro? Sale a buen precio?

    Gracias

    ResponderEliminar
  7. A ver si soy capaz de explicarlo fácil: el estres envía señales de alarma, ante peligros que pueden significar gastos de energía extra, entonces el cerebro envía al hígado señales para que ponga en circulación aportes de energía en forma de glucosa que este se encarga de alamacenar, para poder salir corriendo o atacar en caso necesario.

    Ante un estres crónico el cortisol ya se encarga de que los aportes no desciendan, por eso el estres engorda, apetecen recompensas en forma de alimentos dulces o grasos (según la personalidad y emocionalidad de la persona)
    Y luego me decían que no aprendería nada util en psicología...

    ResponderEliminar
  8. @Daniel: Pues hice una selección en ebay según el coste del trebello y de sus tiras reactivas (no comprobé el precio de las lancetas), y me salieron estos: el glucómetro, las tiras reactivas y las lancetas.

    @Ana: ¡Vale!, pues queda claro que hay que no estresarse ;-).

    ResponderEliminar